Diez claves imprescindibles para tu sitio de negocio: herramientas de Google, usabilidad y seguridad

desk-laptop-mac-69432

Foto de Tranmautritam en Pexels

Aún si tenés una estrategia en redes sociales muy fuerte, los sitios web para tu pyme siguen siendo muy importantes para tu negocio por varios motivos. Por eso, aquí resumimos algunas cosas que tendrías que tener en cuenta para optimizarlos, mantenerlos seguros y sacarle el máximo provecho. Si estás a punto de lanzar uno, o si ya lo tenés online, chequeá en qué lo podrías mejorar.

Activá un certificado SSL que permita que tu sitio web funcione con https, un protocolo seguro. ¿Cómo te darás cuenta si funciona? Muy simple: en la barra del navegador. Desde julio de 2018, Chrome y Firefox le muestran a todos los usuarios si un sitio tiene activado este protocolo o no. La URL debe comenzar con https. ¿Cómo se activa? Deberías escribirle a tu empresa de hosting y pedirle que activen ese certificado. En muchos casos son gratuitos y en otros son pagos. Google penaliza a los sitios que no cuentan con este protocolo. Aquí hay un poco de ayuda para configurarlo.

Asegurate que tu sitio web sea responsivo. En 2015, el 31% del tráfico de todo Internet era mobile; es decir, era navegado a través de plataformas móviles. Tres años más tarde, en 2018, el 52% es mobile, superando al tráfico de escritorio y laptops. Mobile Friendly Test es una herramienta de Google que permite chequear que tu sitio funcione correctamente en todas las plataformas responsivas. El buscador premia con mejores ubicaciones en los resultados de búsqueda a aquellos sitios que son fáciles de navegar en todas las pantallas.

Fijate que tu sitio cargue rápido. La industria sugiere que el sitio web de tu empresa debería cargar en menos de 5 segundos. Google exige más y espera que ese tiempo se reduzca a sólo 2 ó 3 segundos. Quieren que los usuarios tengan una buena experiencia y entonces valora aquellos sitios que son más rápidos.

pagespeed-tools-insights-tn

Page Speed Insights, también de Google, es la herramienta que te permite evaluar la velocidad de tu sitio. Te indica cuánto tiempo tarda y qué se puede mejorar para que cargue más rápido.

Mantené siempre alguna copia de seguridad. El backup de tu sitio es una garantía ante posibles ataques de hackers. Hoy en día existen bots que buscan vulnerabilidades en diferentes sitios de Internet para romperlos y luego instalar algún tipo de aplicación que pueda generar algún tipo de desventaja en tu negocio o en tu visitante.

El atacante siempre obtiene algún tipo de beneficio. Si tenés una copia de seguridad, ante un ataque podrías volver a tener tu sitio online rápidamente. Si no lo hacés directamente, la empresa de hosting lo puede hacer por vos. También podrías descargar una copia en tu equipo.

Sumale cuentas de correo electrónico profesionales. La primera impresión siempre cuenta. Y una cuenta de correo con dominio propio suma mucho para aquellos clientes exigentes. ¿Qué buena marca o empresa utiliza una cuenta gratuita? Ninguna. Es fundamental para generar confianza y construir una buena reputación de tu empresa. Una cuenta gratuita puede ser creada por cualquier usuario; una cuenta profesional, no.

Chequeá el sitio desde distintos navegadores. Este es una tarea sencilla y súper necesaria para identificar posibles fallas en tu página cuando un usuario utiliza otro navegador que no es el que vos utilizás frecuentemente. Hoy el 60% de los usuarios utilizan Chrome; pero aún existe un 40% que navega en otros browsers. Aquí está el ranking de navegadores de 2018.

Lo que no se mide, no se gestiona. ¡Me encanta esa frase! Y en Internet, todo se puede medir. Por eso es muy importante que instales herramientas como Google Analytics o Google Search Console para analizar el comportamiento de los usuarios y “la salud” de tu sitio. Te dan muuuuucha información, son gratuitas y se instalan muy fácil.

¡Cuidado con el SEO! Hay algunas cuestiones básicas, como por ejemplo que las URL sean legibles, que tus títulos sean atractivos para los buscadores (Y PARA LOS USUARIOS). Por eso es muy importante que tengas una estrategia de contenidos para mejorar el posicionamiento de tu página (nosotros podemos ayudarte en eso). También hay varias herramientas que te dan información clave de tu sitio y del de tus competidores, cómo invierten en marketing digital y en qué podrías trabajar para tomar ventaja.

Mejora la experiencia de usuario. ¡Es clave! Tu página debe ser clara, simple, ágil, entendible. Un simple testeo que podrías realizar es mostrársela a varias personas, de diferentes edades, en distintas ciudades, en lo posible que aún no la hayan navegado, y pedirles que te den un feedback sobre la información, la usabilidad y la velocidad del sitio. Además de probarlo en diferentes navegadores, también deberías hacerlo con distintos tipos de conexión: con wifi, con 3G, con 4G. ¿Pueden usarla? ¿Pueden comprar o contactarte fácilmente? ¿O tienen que completar muchos pasos hasta llegar a lograr tu objetivo?

Chequea que los formularios funcionen. Puede que hayas activado uno para que tus clientes se contacten con vos o tu equipo. Es fundamental que estés seguro de que funciona correctamente y que además sepas dónde vas a recibir los mensajes.

Una vez por mes alguien de tu equipo debería hacer pruebas para confirmar que sigue todo OK. Es como el portero eléctrico de tu departamento: si no funciona, no te vas a enterar que tus amigos están en la puerta esperando a que les abras. Y si además el usuario se da cuenta que no pudo enviar su mensaje, muy probablemente no vuelva a intentar establecer un contacto con tu empresa.

Programmatic Buying: claves de la batalla por el control de la publicidad digital

 

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.